Archivo de la categoría: amor/love

Saldrán las naves.

Mirada perdida,

la voz en el aire,

tiemblan las manos

bajo un pulso acelerado.

 

Sonrisa tullida

que ya no espera que nadie

recoja los húmedos granos

de su abismo doblado.

 

Si existieran palabras para decir algo nuevo en tu idioma secreto

me las guardaría en un bolsillito junto al pecho.

Pero ahora sólo queda que en el océano bailemos desnudos,

y alejar de nuestras raíces los engorrosos nudos.

 

Tu cara golosa

me dijo aquel día

que siendo tan niña

no podías volar.

 

Tu carne jugosa,

sabor de ambrosía,

de fruto de viña,

no me quiere soltar.

 

Cubierta de barcos está la bahía que empapó tu boca.

Navegan hacia ti, buscan los vientos, las corrientes; alguno te toca.

Aprendo ahora a dibujarte a oscuras, a escuchar tus silencios, a bañarme sin olas.

Buscamos lo mismo que llevan los barcos. Tú en tu olvido, yo en mi roca.

 

 

 

Tú, con miedo a no saber nombrar lo que no existe.

Yo, con miedo al tiempo que corre en mi contra. Tendré que robar todos los relojes de arena y hacerme una playa en la que esperar(te).

Anuncios

Pensamientos (poluciones) nocturnos

(10/01/11)

 

Me resulta curioso cómo permites, sin ningún pudor, que el semen se estrelle contra las paredes de tus profundas entrañas, para dejarlo gotear después lentamente hacia el exterior, y que sin embargo no quieras que te roce la piel de las mejillas.

 

Qué es el amor

Egoísmo compartido. Eso es para mí el amor. Seguimos siendo igual de egoístas, pero nuestra autocomplacencia queda más diluída; se nota menos en tu propio yo porque ya no eres un solo ser. Eres a la vez tú y la otra persona, pero los dos formando uno sólo, solo, hecho para conceder todos los deseos individuales de manera más eficaz.
Aunque seas dos, permaneces encerrado en tí mismo (en tus dos mismos), sin ver más allá, y dedicado a obtener aquello que deseas recurriendo a cualquiera de tus dos yo/nosotros.¿Y el sexo?
Y el sexo debe tratarse con cuidado. Ha de ser distante. Al menos para mí. Es muy posible que de esta forma esté perdiendo parte de lo mejor del sexo: intimidad, calidez, cariño, complicidad. Pero así tiene que ser.
El amor surge, en muchos casos, como subproducto del sexo. Y tiendo a evitarlo.
Tal vez sea miedo. Pero yo creo más bien que se trata de inapetencia. Inapetencia por el amor.

 

——-

De repente, más de 2 años después de publicar este post, paso casualmente sobre esta cita de Erich Fromm: “Si una persona ama sólo a otra y es indiferente al resto de sus semejantes, su amor no es amor, sino una relación simbiótica o un egotismo ampliado.”